* ¡BIENVENID@! * EN ESTE BLOG ENCONTRARÁS: * INFORMACIÓN SOBRE MADRID * ACTIVIDADES PARA NIÑOS * CANCIONES SOBRE MADRID * FOTOGRAFÍAS DEL VIEJO MADRID... *
gadgets para blogger

jueves, 30 de septiembre de 2010

EL HOTEL "PALACE", CONGRESO DE LOS DIPUTADOS Y LA ESTATUA DE CERVANTES


   *Para los papás:  
    A principios del siglo XX, Madrid no contaba con una estructura hotelera en condiciones. Con motivo de la boda de Alfonso XIII se decidió paliar esta situación y se proceció a la construcción de hoteles de calidad en la ciudad. Así comenzaron en 1908 las obras de lo que sería en Hotel Ritz (1910) que está al otro extremo de la plaza de Cánovas del Castillo. La reina Victoria Eugenia de Batemberg decía refiriéndose al Ritz que en Madrid sólo había un hotel que no parecía una fonda. 

   Dos años después, Georges Marquet, dueño de la cadena hotelera belga Palace mandó construir un hotel en Madrid. Para ello, adquirió un solar de 6000 m2 donde anteriormente había estado el Palacio del duque de Lerma, después habitado por los Medinaceli, que había sido demolido. Se convocó un concurso para elegir el arquitecto, y el ganador fue el proyecto de estilo francés, del catalán Eduardo Ferrés y Puig, que había construido también el Hotel Ritz de Barcelona y el Casino de Estoril. Sin embargo, una empresa belga introdujo modificaciones en el entresuelo y en la fachada. Las obras comenzaron en 1910 bajo la dirección del arquitecto Manuel Álvarez Naya y duraron sólo 18 meses, costando 16 millones de pesetas de entonces. Se inauguró en 1912, dos años después que el Ritz. Cabe destacar, que a diferencia del Ritz, que tenía cuatro o cinco cuartos de baño por planta, el Hotel Palace contaba con un cuarto de baño en cada una de sus 800 habitaciones. Fue el primer edificio con estructura de hormigón armado de la ciudad. 

   Dos años después de su inauguración, ganó el premio del Ayuntamiento de Madrid al edificio mejor construido. Fue reformado en 1925 y durante la Guerra Civil se convirtió, al igual que el Ritz, en hospital. El Hotel Palace fue también Congreso improvisado durante el asalto al Congreso de los Diputados el 23F de 1981. Tras una profunda reforma realizada en 1997, actualmente pertenece a la cadena hotelera Starwood & Resorts Worldwide, pasando a denominarse Hotel Westin Palace, aunque para el ciudadano de a pie siga siendo “El Palace”. El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural en 1998. 

   En este hotel se alojaron artistas, intelectuales, políticos y escritores, como Jorge Luis Borges, Vicente Blasco Ibáñez o Ernest Hemmingway. Aquí se alojó el ballet ruso de Sergéi Diágilev, con los bailarines Vaslav Nijinski y Anna Pávlova. También se alojaron en el Palace pintores como Ignacio Zuloaga, Pablo Picasso o Salvador Dalí, que paseaba su ocelote atado a una cadena de oro por el hall principal. Aquí se alejaron cineastas como Luis Buñuel y Orson Welles y actores como Buster Keaton, Sarah Bernard, Rita Hayworth y Ava Gardner, clienta habitual de Chicote. Aquí se alojo la famosa espía holandesa Mata Hari, justo antes de ser tomada presa y llevada a Francia donde sería fusilada en Vincennes, cerca de París. Cuenta la leyenda que era tan bella, que tuvieron que vendarle los ojos a los solados del pelotón encargados de fusilarla. Lo que no cuenta la leyenda es cómo acertaron con los ojos vendados… 

   Al lado del Hotel Palace, en la esquina de la calle del Duque de Medinaceli, se encuentra el edificio del Grupo Groupama Seguros, donde a las 12h del mediodía y a las 20h de la tarde se puede escuchar la música un carillón de dieciocho campanas, inaugurado en 1993. Al son de la música, salen a saludarnos seis figuras goyescas: la duquesa de Alba, Goya, Carlos III, una manola, un torero y un perro de juguete con una correa. En Navidades también salen a saludar a las 19h y a las 21h. 

   Subiendo un poco por la Carrera de San Jerónimo, vemos en la acera de enfrente el edificio del Congreso de los Diputados en un solar en el que se hallaba previamente la iglesia del convento del Espíritu Santo, que estuvo vacía desde que sufrió un incendio en 1823. Aquí se convocaron cortes en 1834 cuando se instauró el régimen liberal. Cuando en 1837 llegaron al poder los progresistas se decidió la construcción de un edificio para albergar a la cámara baja. El arquitecto Narciso Pascual y Colomer ganó el concurso que para ello convocó la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La demolición de la antigua iglesia comenzó en 1842 y un año después la reina Isabel II colocó la primera piedra del actual edificio del Congreso de los Diputados. Durante los siete años que duraron las obras, el Salón de Baile del Teatro Real hizo las veces de Congreso de los Diputados, hasta que se inauguró el actual edificio, en 1850. 

   La fachada está constuituída por un pórtico de acceso corintio de seis columnas, rematado por un frontón con relieves de Ponciano Ponzano que representan a España abrazando la Constitución del Estado y rodeada de la Fortaleza, la Justicia, las Bellas Artes, el Comercio, la Agricultura, los Ríos y Canales, el Valor español, las Ciencias que contribuyen al desarrollo de la Industria y la Navegación, la Abundancia y la Paz.

     Los leones que flanquean la entrada se añadieron posteriormente y son también obra de Ponciano Ponzano. Originalmente fueron de yeso revestido con pintura de bronce. Eran tan frágiles que se tuvieron que sustituir. Como para entonces Ponciano Ponzano estaba en la cima de su carrera, su presupuesto era alto, por lo que fueron encargados a Ricardo Bellver, autor de la estatua del Ángel Caído en el Retiro, único monumento conocido del Diablo. Su proyecto consistía en unos leones de piedra, que el gobierno consideró poco impactantes e indignos de ser colocados delante del Congreso de los Diputados. Finalmente se decidió fundir los modelos originales de yeso en bronce en la Real Fábrica de Artillería de Sevilla, utilizándose para ello el bronce fundido de unos cañones que habían sido incautados al enemigo durante la Batalla de Wad-Rass, en la guerra contra Marruecos (1859-1860). Se presentaron públicamente a la prensa en 1865, pero desataron discusiones entre los políticos. Algunos opinaban que no era una buena idea colocar unos leones hechos con el botín de una guerra imperialista impopular delante de una Cámara de Representantes de ideales democráticos. No se llegaron a colocar en el lugar actual hasta 1872, veintidós años después de haber sido encargados por primera vez. 

   Aquí tuvo lugar el fallido golpe de estado perpetrado por un grupo de guardias civiles al mando del teniente coronel Antonio Tejero el 23F de 1981. El impacto de las balas de los disparos de aquél día aún se pueden ver en el hemiciclo. 

  El edificio que hay al lado del Congreso de los Diputados se construyó como ampliación en los años 80 sobre el solar en el que se encontraba previamente el Hospital de italianos y alberga las dependencias para las conferencias, las salas de prensa y los despachos de los diputados. El edificio se comunica con el Congreso de los Diputados mediante un puente instalado sobre la calle de Floridablanca. 

   Desde lo alto de la plaza de las Cortes, se puede vislumbrar a lo lejos la iglesia de San Jerónimo el Real. En esta plaza se encuentra una estatua hecha con una aleación de bronce, zinc, estaño y plomo que representa al escritor Don Miguel de Cervantes, que fue realizada en Roma por el escultor Antonio Solá en colaboración con los artistas prusianos Luis Follaje y Guillermo Hopsgarten. El pedestal fue proyectado por el arquitecto Isidro González Velázquez, y a ambos lados se colocaron dos relieves de José Piquer que reflejan a Don Quijote y Sancho Panza y la aventura de los leones. En uno de los lados se puede leer la inscripción: “A Miguel de Cervantes Saavedra, príncipe de los ingenios españoles”. Durante la reciente remodelación de la plaza, apareció en diciembre de 2009 dentro de este pedestal una cápsula del tiempo que fue guardada aquí en 1834. La caja contenía cuarenta y un documentos, entre ellos diversas ediciones del Quijote y una biografía de Cervantes, mondedas de bronce, litografías, aguafuertes, y medallas, un reflejo de la corriente liberal frente al absolutismo. 

   A la izquierda de la estatua de Cervantes, comienza el llamado Barrio de las Letras, en el que vivieron literatos como el propio Cervantes, Lope de Vega, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, y posteriormente José de Espronceda, Gustavo Adolfo Bécquer, Leandro Fernández de Moratín y Mariano José de Larra. En la calle Huertas se pueden leer en el suelo citas de los literatos que vivieron en este barrio. En la calle Lope de Vega se encuentra también el convento de las Trinitarias, orden que salvó a Don Miguel de Cervantes de su captura en Argel. Cervantes fue enterrado en este convento tras fallecer en 1616 en la cercana calle de Cervantes nº 2. No se sabe muy bien cómo… desaparecieron los restos de Cervantes durante unas obras en el convento o en la iglesia.

Vídeo sobre la cápsula del tiempo que se encontró en el interior del pedestal de la estatua de Cervantes en la Plaza de las Cortes:


   *Para los niñ@s: CÁPSULA DEL TIEMPO
     Se ha encontrado una cápsula del tiempo en el pedestal de la escultura de Cervantes, ¿qué meteríais vosotros en una cápsula del tiempo para que alguien lo encontrara en el futuro y supiera cómo vivimos? ¿Habéis encontrado alguna vez un tesoro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario